jueves, 13 de abril de 2017

Uso seguro y saludable de las nuevas tecnologías

Por Jorge Flores Fernández

¿Qué beneficios reportan las nuevas tecnologías a nuestros hijos e hijas?.
  1. Internet ofrece grandes posibilidades de acceso a información audiovisual, a conocimiento diverso, al aprendizaje colaborativo, a comunicarse con amigos próximos pero también con personas de otras culturas…
  2. El teléfono móvil les permite tener mayor autonomía y organizar sus relaciones y actividades de manera más ágil.
  3. Los videojuegos pueden desarrollar muchas capacidades: coordinación psicomotora, orientación espacial, coordinación espacio-temporal…

¿Qué riesgos pueden presentarse?.

Podemos establecer una clasificación denominada ADN (Abusivo, Normal y Delictivo):
El Uso Abusivo, que en ocasiones puede constituir dependencia, conlleva dos tipos de consecuencias:
  1. Trastornos físicos: obesidad, falta de desarrollo de funciones psicomotrices, trastornos musculoesqueléticos, problemas visuales por acumulación de esfuerzo…
  2. Trastornos psicológicos, aislamiento extremo, desarrollo deficitario de habilidades sociales, visión deformada de la realidad, dependencia…

El Uso Delictivo hace referencia a las ocasiones en las que se realiza una actuación penada por la ley. Puede ser algo tan sencillo como calumniar a alguien o atentar contra su privacidad mediante la publicación de un mensaje, una fotografía o un vídeo en una página web.
El Uso Normal, donde que no hay defecto de fondo en la intención (delictivo) o cantidad de uso (abusivo). Podemos hablar de las tres “C” (Contenido, Contacto y Comercio):
  1. Riesgos por Contenidos, tanto ilegales (apología de la xenofobia, pornografía infantil…) como legales (“dietas milagro”, pornografía, páginas gore, fabricación de explosivos…).
  2. Riesgos por Contacto, tanto con personas que no conocemos y pueden resultar depredadores sexuales o pederastas como por personas conocidas que nos acechan (ciberbullying)
  3. Riesgos por Comercio, donde se puede resultar víctima de una estafa al comprar en determinada web o página de subastas, al responder a un anuncio de un particular …

¿Qué podemos hacer para protegerles?.

Limitar el uso.
La principal labor debe ser el control de la cantidad y momento de uso. En el caso de Internet y los videojuegos, hay que establecer tanto un tiempo límite al día como unas franjas horarias de uso que garanticen el espacio para el encuentro familiar y correctos hábitos saludables (alimentación, sueño…). 
Existen programas y servicios que nos ayudan a establecer un control exhaustivo de tiempos de uso de Internet, de tipos de servicios web utilizados (Chat, Messenger…) y de las páginas web que se pueden visitar (filtros de contenidos). Un programa líder del mercado es OPTENET (www.optenet.net).
Estos programas de filtrado pueden ser burlados a poco que nuestros hijos cuenten con la suficiente formación informática pero no dejan de ser por lo menos una cortapisa que algo sí ayudará.

Crear un clima de no exclusión y confianza en torno a Internet.
¿Por qué no les solicitamos que nos enseñen a manejar el correo electrónico, que nos hagan una cuenta de Messenger o que nos den de alta en MSN Spaces?, etc.... ¡Ah!, ¿que no sabemos qué es eso?. ¿Y qué nos impide pedirles que nos lo enseñen?. Es una magnífica excusa para hablar con ellos de esos temas.

Controlar qué les proporcionamos y cómo lo hacemos.
“Le he comprado un ordenador” no es la expresión más acertada. Frente a esto, es preferible que el ordenador sea como el frigorífico, de uso familiar. Así no habrá derechos adquiridos. Otro “aparato” que no puedo en ningún caso aconsejar para los más pequeños es la WebCam. No hace falta para nada y, sin embargo, es fuente de muchos problemas. Y si acaso viniera ya instalada como es el caso de los portátiles... basta con pegar en el ojo de dicha cámara una pegatina opaca y evitamos así que "alguien" pueda obtener fraudulentamente imágenes nuestras (hay programas maliciosos que utilizan este recurso para enviar a otros equipos lo que esa cámara ofrece sin que nosotros no nos demos ni cuenta).
El ordenador conectado a Internet, en un lugar público de la casa.
Esto es fundamental. Casi todos los problemas que han tenido lugar se podían haber evitado con esta medida.

Acompañar y permanecer alerta.
Es importante que los más pequeños no usen Internet de manera autónoma. Si disponemos de un programa de filtrado quizás a partir de los 10 años sí es factible el uso sin supervisión estrecha. También debe ser una práctica permanecer alerta si observamos reacciones diferentes tras una sesión en la Red.

Asegurar la ausencia de virus y otros programas maliciosos.
Internet está lleno de virus y otro tipo de software malicioso llamado malware. Puede instalarse en nuestro equipo para destruir la información o, muy al contrario, para pasar desapercibidos y atentar contra nuestra privacidad accediendo a información delicada.

¿Qué consejos debemos transmitirles?.


Hay varios consejos que pueden darse a los menores para que circulen más seguros en la Red. Os propongo que los consultéis online junto con ellos en www.chaval.es donde además tenéis un montón de referencias educativas y divertidas.

PARA AMPLIAR:
PARA LA REFLEXIÓN EN FAMILIA:
  • ¿Qué elementos, ideas o propuestas aplicables a nuestra realidad familiar hemos hallado en esta entrada (texto y enlaces para ampliar)?.
  • ¿Cuáles son nuestras principales dificultades a la hora de aplicar las soluciones que el artículo nos propone?. ¿Qué sería necesario para poder superar o vencer esas dificultades?.
  • ¿Conocemos experiencias de otras familias en las que han vivido nuestras mismas situaciones y las superaron?, ¿cómo lo hicieron?.
  • ¿Qué podemos hacer y cómo a partir de ahora mismo para que podamos estar satisfechos en la forma de educar a nuestros hijos en el uso seguro y saludable de las nuevas tecnologías?.

lunes, 3 de abril de 2017

Carencias afectivas de nuestros hijos

La carencia afectiva en los niños es más perjudicial de lo que podemos creer. Durante los primeros años de vida las caricias contribuyen positivamente en el desarrollo neuronal y la maduración del cerebro.
Los psicólogos plantean que la falta de caricias en los bebés puede provocarles hasta la muerte aun cuando tengan cubiertas sus restantes necesidades vitales.

¿Por qué los niños carecen de afecto?.

Existe un concepto errado de lo que significa la carencia afectiva en los niños. No está falto de amor solamente aquel pequeño que carece de amparo filial o que está sometido a la violencia.
Adolecen de cariño los hijos de los padres que en la infancia también estuvieron faltos de amor y en su adultez sufren el síndrome de la carencia afectiva, o que, por las complicaciones laborales, están ausentes durante largos períodos, no dedican tiempo a compartir con sus hijos o están en casa, pero no les prestan la atención que ellos merecen y necesitan.
El mal uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación -tan promovidas por el consumismo- obstaculizan las relaciones personales frente a frente, de tú a tú.
Cada día más, las personas nos comunicamos a través de Internet, la telefonía móvil y todos los artefactos inventados para “acercarnos” a quienes se encuentran a miles de kilómetros de distancia.
El deseo de relacionarnos con personas de todo el mundo nos hace olvidar o dejar en segundo plano a aquéllos con quienes convivimos y desatendemos afectivamente a nuestros seres más queridos.
Pero a pesar de que el ajetreo de la vida moderna consume el 100% del tiempo, no es ni siquiera el rigor del trabajo, los quehaceres hogareños, nuestra realización personal o profesional quienes dejan a un lado el cariño que debemos profesarle a nuestros hijos.
Son los niños, quienes sin darse cuenta, muchas veces se privan de las atenciones de los adultos. Y es que los juegos virtuales, la televisión, el teléfono, el chat… consumen muchas horas de su tiempo libre.
Hoy día, cuando un niño no está en la escuela, está frente al ordenador. Estamos en una Era en la que los niños van camino a sentir como más cercano el mundo virtual que el real. En donde se sienta más la necesidad de la interacción con el ordenador y sus amigos de la nube que con las personas de carne y hueso.

6 síntomas de carencia afectiva en los niños.

1. Las infecciones:
Se sabe que la carencia afectiva en los niños está directamente relacionada con la aparición de enfermedades y trastornos tanto psíquicos como fisiológicos.
Aquellos niños que diariamente carecen o reciben muy poco cariño de sus progenitores, tutores, o cualquier adulto que se encargue de su protección son más propensos a contraer infecciones.
Pero ¿cómo es posible esto?. La falta de cariño influye en la capacidad que tiene el cuerpo humano de defenderse de agentes externos como los virus. Un niño con carencia de afecto puede tener un sistema inmunológico deprimido, con menos mecanismos de defensa que le ayuden a combatir las infecciones.

2. El desarrollo físico:
Una de las consecuencias que acarrea la falta de afecto es el retardo en el desarrollo físico del pequeño. El crecimiento se ralentiza si lo comparamos con otros niños de su edad.

3. El comportamiento:
Los niños con carencia afectiva son proclives a tener serios trastornos en el comportamiento. Según el escenario y el niño en cuestión, pueden comportarse lo mismo de forma violenta, cohibirse, mostrarse melancólicos o llorosos.
Otra consecuencia es que cambian de estado de ánimo con frecuencia y sin motivo alguno, no pueden controlar sus impulsos y tienen una conducta contraria a la que se espera de ellos.

4. El estrés infantil:
El estrés infantil es otra patología asociada a la falta de cariño. Un menor que no reciba el cariño suficiente puede desarrollar un estrés crónico que le repercutirá tanto en su desarrollo físico como emocional.

5. La desconfianza:
Un niño con falta de amor y atención de sus progenitores se muestra desconfiado ante todos y ante todo. Este es un sentimiento casi innato de los infantes que no reciben el suficiente apoyo emocional de quienes le rodean. Al no sentirse seguros y temer por su integridad física se muestran siempre alerta de lo que pasa a su alrededor.

6. La dificultad para relacionarse socialmente:
La dificultad de relacionarse socialmente es otro de los síntomas de carencia afectiva en los niños. A estos pequeños les cuesta mucho establecer relaciones con sus compañeros. No cuentan con las mismas habilidades sociales y de comunicación que los restantes niños y se les hace difícil hacer amigos.

Nuestro consejo.

Si percibes que tu niño presenta cualquiera de los síntomas antes citados:
  1. Pide ayuda médica.
  2. Préstale toda la atención y el cariño posibles.
  3. Acarícialo, bésalo, acúnalo.
  4. Cántale y léele cuentos.
  5. Fortalece el vínculo afectivo escuchando sus opiniones, ayudándolo con sus problemas y dudas.
  6. Desarrollen todo tipo de actividades juntos (quehaceres del hogar y el jardín, paseos al campo, visitas a la playa, recorridos por la ciudad,…).
  7. Juega con él.
  8. Evita que tu hijo crezca sin ese amor que como madre/padre debes profesarle. Disfruta de tu maternidad/paternidad y de su niñez, ésa que sucede sólo una vez en la vida.
  9. ...
Sé cada día una madre y un padre mejor.

PARA AMPLIAR:
PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Qué conclusiones obtenemos tras la lectura de este artículo y de los enlaces para ampliar?. ¿Qué destacaríamos de todo ello especialmente?.
  • ¿En qué nos vemos reflejados o identificados en cuanto a carencias afectivas?, ¿cuáles son a nuestro juicio las posibles causas?.
  • ¿Qué podríamos hacer o qué estamos haciendo, en primer lugar, por afrontar las propias carencias?. ¿Y para las que observamos en nuestros hijos?.
  • Aparte de las estrategias que el artículo plantea en su último apartado ¿qué otras se nos ocurren que nos han dado o están dando buenos frutos?.

viernes, 24 de marzo de 2017

Importancia de los tíos y tías en la vida de nuestros hijos

Un tío o una tía no sólo brindan amor y atención a sus sobrinos, sino que la conexión que existe entre ellos la convierte en unos segundos padres en ciertos momentos o situaciones, unos amigos y unos confidentes que siempre velarán por su bienestar. El papel de los tíos en la vida y desarrollo de los niños es muy importante.

La relación de los niños con los tíos es diferente a la que se desarrolla con los papás.

Con ellos generalmente se crea una complicidad muy especial que difícilmente se logra con los padres, gracias a esto hay una sinceridad que ellos podrían no recibir de sus hijos y que facilitaría el comprender y encontrar otro punto de vista a las situaciones que atraviesan los niños.

martes, 14 de marzo de 2017

Educar niños en edad escolar


Durante la infancia intermedia de su pequeño habrá muchos cambios en la familia. Su hijo es más independiente que antes, puede cuidarse mejor y es más capaz de contribuir con los quehaceres domésticos y otras responsabilidades del hogar. La mayoría de familias descubre que pueden establecer rutinas y en muchas formas la vida parece más organizada. Sin embargo, los pequeños siguen necesitando guía y supervisión de los padres.
Durante los años de la infancia intermedia, los padres tienen dos tareas que son especialmente importantes:
  1. La primera es aprender a permitir y alentar a su hijo a que ingrese solo al mundo nuevo de la escuela y los amigos.

sábado, 4 de marzo de 2017

Los abuelos y los nietos

Hay personas que son puntos cardinales, que representan nuestros sentimientos y emociones en su máxima intensidad. Los abuelos son parte de esas personas, personas hogar únicas, entrañables e inolvidables.
Ellos simbolizan una unión generación en el papel que envuelve a un caramelo, en las miradas de complicidad, en el juego permisivo y comprensivo de consentimiento desmedido que crispa a los padres.
Los abuelos son nuestros recuerdos llenos de complacencia, de disfrute y de ternura. Historias repletas de giros inesperados, cabellos blancos que ondean al viento y ojos que lucen ante el sol de un paseo sintiendo la calidez de unas manos que son todo amor y comprensión.
Su mayor y mejor regalo: las raíces que marcan una huella emocional imborrable en el corazón de sus nietos con su olor a secretos compartidos, a pequeños detalles, a dedicación, respeto e incondicionalidad.

jueves, 23 de febrero de 2017

¿Es posible ser feliz en la adversidad?

Millones de personas son infelices aunque estén perfectamente sanas desde el punto de vista médico, mientras que muchas otras con muy mala salud se declaran “extremadamente felices”.
¿Qué diferencia a unos y otros?. ¿Para qué sirve la buena salud si no somos capaces de disfrutar de ella?.

martes, 14 de febrero de 2017

La pornografía como factor de degradación humana

Un psicólogo sostiene que la idea de mujer de la pornografía «calca» la de un depredador sexual.

Seis meses por una violación, y además disculpada por sus padres: el caso de Brock Turner ha indignado a los norteamericanos.

sábado, 4 de febrero de 2017

Nada de móvil hasta los 12 y sin whatsapp hasta los 16

Nada de móvil para menores de 12 años, y sin whatsapp hasta los 16: la Policía explica los peligros.

Esther Arén Vidal es Inspectora Jefe del Cuerpo Nacional de Policía y se especializa en la lucha contra el acoso a menores y los ciberdelitos relacionados con ello en España.

miércoles, 25 de enero de 2017

El aislamiento social, un mal que crece

No todos los países se preocupan por elaborar estadísticas sobre la soledad y el aislamiento. Estados Unidos es uno de los pocos que lo hace. Y los últimos resultados muestran una realidad desconcertante: el número de personas que dice estar sola se duplicó en las últimas 3 décadas. De un 20%, pasó a un 40%.

Estos datos parecen coincidir con lo que ocurre en muchos otros países:

lunes, 16 de enero de 2017

Aceptar los cambios

Acepta los cambios. Siempre hay algo maravilloso que aprender.

El ser humano está en constante cambio. Lejos de preocuparnos y aferrarnos al pasado, debemos estar dispuestos a afrontar lo que venga, que puede incluso ser mejor para nosotros.
Los cambios forman parte de la naturaleza. La vida son ciclos, fases y etapas, ahí donde el ser humano debe ser parte también de ese movimiento vital. Cambiar es sinónimo de crecer: algo a lo que no deberíamos tenerle miedo.
Ahora bien, pero… ¿Cómo hacerlo?. ¿Cómo asumir, por ejemplo, la pérdida de la juventud?. ¿O cómo aceptar la pérdida de mi trabajo?.

sábado, 7 de enero de 2017

Educación sana y positiva

El Ministerio de Sanidad y Servicios Sociales e Igualdad de España afirma el siguiente decálogo acerca de la "educación sana y positiva":

1. LOS NIÑOS Y LAS NIÑAS TIENEN DERECHO AL CUIDADO Y GUÍA APROPIADOS.

Para que un niño o una niña pueda desarrollarse adecuadamente necesita cuidados físicos, afectivos, pautas de comportamiento y normas que les hagan sentirse queridos, protegidos y seguros.

2. LA PARENTALIDAD POSITIVA SE BASA EN: CONOCER, PROTEGER Y DIALOGAR.