miércoles, 15 de enero de 2020

Daños de la educación sexual hedonista

En muchas escuelas se imparte a conciencia una sexualización precoz y daniña de los niños, sin valores y desequilibrada.

La alemana Gabriele Kuby, nacida en 1944, socióloga formada en Constanza y Berlín, vivió un tiempo los "ideales de mayo del 68", fue abandonada por su marido con 3 hijos, buceó en el mundo de las espiritualidades alternativas y solo en 1997, a los 53 años, se hizo católica.
Hija de escritor izquierdista, había vivido en primera persona las supuestas "maravillas" de la revolución sexual y de las familias que se rompen. Fue discípula del sociólogo progresista Ralph Dahrendorf. Pero años después estudió la familia como socióloga, con conciencia crítica.
Ahora se traduce en español su libro La Revolución Sexual Global (Didaskalos), un manual de 490 páginas muy completo, que denuncia las actuales ideologías anti-vida y anti-familia, que son también anti-libertad y que se están implantando desde el poder político y mediático en contra de las familias, de los padres, las madres y, especialmente, de sus hijos. [El libro puede pedirse también en Ociohispano.es].

Una estragia del poder contra las familias.

"Todos perciben los efectos del vuelco de los valores, como la destrucción de la familia, pero son pocos los que son conscientes que detrás de este vuelco se cela una estrategia de las élites de poder, desde la ONU a la Unión Europea, pasando por la alta finanza", explicaba en Tempi.it al presentar la edición italiana.
"La desregulación de las normas sexuales conduce a la destrucción de la cultura. La Declaración Universal de los Derechos del Hombre de 1948 establece que la familia es el núcleo de la sociedad y que necesita una reglamentación moral para existir. Con todo lo que agrede a los niños mediante los medios de comunicación social, internet y la educación sexual obligatoria que es impartida en los colegios, es difícil para los niños convertirse en adultos maduros, es decir, en grado de asumir la responsabilidad de ser madres y padres".

¿Jóvenes maduros para fundar familias?.

En 1981 las mujeres residentes en España tenían su primer hijo a los 25,2 años de edad. Hoy las españolas se casan, de media, con 32 años (los varones con 35), y a esa edad tienen su primer hijo. Y aún así se casan pocos y tienen pocos hijos (España hace tres años que pierde población).
En La Revolución Sexual Global, Gabriele Kuby trata muchos temas que debilitan la familia, rastreando sus antecedentes históricos. Pero un tema al que da especial importancia es al de la sexualización de los niños. Es a menudo a espaldas de los padres: la escuela y los medios de comunicación quieren insistir en iniciar a los niños cuanto antes como consumidores de deseo sexual.
Es fácil que una pareja homosexual o un "monitor sexual" acuda al colegio de nuestros hijos a predicar las maravillas del sexo (que puede ser "con quien quieras o sin amor"). Es mucho más difícil, por no decir imposible, que vayan al colegio matrimonios veteranos, incluso ancianos, explicando cómo se han amado y mantenido fieles toda su vida. E incluso hay leyes -como las leyes LGTB autonómicas españolas- que pueden multar a quien, en la escuela, ose cuestionar o criticar las uniones no tradicionales.

Contra la sexualización precoz de los niños.

Kuby dedica varias páginas a explicar "12 buenas razones para detener la sexualización de los niños por parte del Estado". Denuncia que se busque invitar a los niños a experimentar con el sexo, o al menos a interesarse en él, incluso antes de la pubertad, y que en muchos casos se les adoctrine con ideología de género o directamente hedonismo.
"La educación en la estimulación sexual, un entorno sexualizado (medios de comunicación) y la carencia espiritual son las condiciones previas para que los niños desarrollen necesidades sexuales", escribe. Podría añadirse que los "medios de comunicación" ya no son el televisor en el comedor de casa, ni siquiera el televisor en el cuarto del niño (algo que desaconsejan todos los educadores) sino la infinita oferta de Internet sin filtros (incluyendo pornografía) del i-Phone en el bolsillo del menor.
Con todo, un padre puede decidir que su hijo no tenga móvil, pero no puede dejar de enviarlo a la escuela. Por eso, Kuby señala esas 12 razones por las que la escuela debería dejar de hablar de sexo a los niños (más allá de la información biológica básica que todos conocen).

12 razones por las que la educación sexual liberal daña a los niños y la sociedad.

1. La liberalización de la sexualidad lleva a la decadencia cultural.
"La ruptura de la familia, la bajada de logros académicos, la generalización de trastornos psicológicos, la propagación de enfermedades de transmisión sexual y el asesinato de millones de niños por nacer son alarma que señalan que la sociedad está en declive", apunta Kuby. Se necesitan más controles, no menos, para fortalecer la sociedad.

2. Esta liberalización destruye la familia como mejor entorno para los niños.
Un matrimonio monógamo, unido, que engendra y protege a sus hijos: eso es lo mejor. "Estudios científicos confirman lo que todos saben: los niños crecen mejor en una familia estable con padres biológicos que mantienen un matrimonio de bajos conflictos". Así se forja una generación de ciudadanos que "confía en sí misma y es independiente". Los hijos de familias rotas arrastran heridas. Kuby lo sabe como socióloga, y como madre de familia rota.

3. La sexualización priva a los niños de su infancia.
Kuby cita el libro de 1982 The Disappearance of Childhood, del sociólogo Neil Postman (1931-2003), discípulo de Marshall McLuhan, que señala tres efectos de la desaparición de la etapa "niñez": peor alfabetización, peor educación, peor sentido del pudor. Incluso en esa era antes de Internet la TV ofrecía mucha gratificación rápida. "La civilización no puede existir sin el control de los impulsos, particularmente el impulso de agresión y el de gratificación inmediata. Estamos constantemente en peligro de ser poseídos por la barbarie, de ser invadidos por la violencia, la promiscuidad, el instinto, el egoísmo. El pudor es el mecanismo por el cual la barbarie se mantiene a raya", escribió.

4. La sexualización de niños y adolescentes socava la autoridad paterna.
Kuby denuncia que en la actualidad, cuando muchas asociaciones hablan de "derechos de los niños" se refieren a disolver la autoridad paterna y familiar. "Los niños sexualizados se escabullen del abrazo de sus padres y amenazan no sólo a las buenas relaciones padre-hijo sino también a una vida familiar satisfactoria".
En muchos sitios la educación sexual es un mero adiestramiento en utillajes anticonceptivos, junto con adoctrinamiento en mentalidad anticonceptiva

5. Sexualizar a los niños va contra su desarrollo hormonal natural.
La madurez sexual física es un proceso largo y paulatino, y la madurez sexual psicológica es más largo aún: y sin embargo en la "educación sexual infantil" de los colegios se viola este ritmo natural, creando en ellos unos deseos e inquietudes que no corresponden.

6. La masturbación habitual va ligada a más riesgo de sexualidad narcisista.
En estos cursos de sexualidad liberal para niños se les anima a experimentar una y otra vez con la masturbación, sin avisar que el hábito puede llevar fácilmente a la adicción, enganchados también a la pornografía, con todos sus problemas relacionados.

7. La "incertidumbre de género" puede llevar a trastornos de personalidad.
Decirle a los niños y niñas que lo que sienten es "un estereotipo", que pueden ser otra cosa, que pueden incluso cambiar, o que cualquiera de sus amigos podría ser de otro género pero ocultarlo, es sembrar "incertidumbre de género", y eso genera identidades débiles titubeantes. Muchas veces llaman "educación en la diversidad" a lo que es mera deconstrucción del género.

8. Pedir a los niños puberescentes que "salgan del armario" ataca al desarrollo natural.
Un estudio de 2007 (de R.C.Savin Williams y G.L.Ream) señalaba que el 70% de los chicos de 17 años que reconocían atracciones exclusivamente homosexuales, cuando llegaban a los 22 años ya se declaraban exclusivamente heterosexuales.
En la adolescencia hay una gran fluctuación de sentimientos, y los niños y adolescentes no deberían ser presionados ni animados a "salir del armario" (es decir, autodeclararse miembros de la identidad LGTB). Además, "un estudio realizado por el investigador abiertamente homosexual Gary Remafedi indica que cuanto antes 'sale del armario' una persona, mayor es el riesgo de intento de suicidio. Cada año que se retrasa esta 'salida' disminuye el riesgo" (fue publicado en Pediatrics, 87 en 1991).

9. Hablar de la homosexualidad a menores, sin explicar sus riesgos, los pone en peligro.
La conducta homosexual va ligada a mayores tasas de depresión, trastornos de ansiedad, consumo de sustancias y adicciones, riesgo de suicidio y de enfermedades sexuales. Los activistas LGTB dicen que es "por la presión del ambiente anti-LGTB" pero no pueden demostrarlo. El periodista homosexual Michael Hobbes, en The Huffington Post, reconocía que incluso en ambientes amigables con lo LGTB se daban estos graves riesgos (léalo en español aquí). Si se da información a los jóvenes sobre homosexualidad, se han de dar estos datos científicos.

10. Enseñar que las familias rotas son "normales" dificulta que los niños superen sus heridas.
Cuando se rompe una familia, el niño queda herido. Y para superar la herida, primero hay que reconocer que hay herida. Si los adultos le repiten que no hay herida, que es normal, que no tiene derecho a estar herido, sólo se le consigue dañar más.

11. La destrucción de la familia lleva al control estatal de los hijos.
Hay cosas que se aprenden bien en la familia, de niño, pero es muy difícil aprender de mayor, en hogares estatales, prisiones, terapeutas, consejeros, psicólogos, etc... "La confianza básica, el compromiso, los buenos modales, la voluntad de aprender, la productividad, la confianza en uno mismo..." son ese tipo de cosas. Los jóvenes violentos, conflictivos, etc... "rara vez provienen de familias intactas con una figura paterna presente". Cuanto menos deja el Estado actuar a las familias, más consigue "justificación para incrementar su intrusión".

12. La crisis demográfica es resultado de separar sexualidad y fertilidad.
En Occidente, y más en España, cada vez hay menos jóvenes, que se casan cada vez más tarde, y apenas tienen hijos. El resultado es una población envejecida de difícil mantenimiento, a punto del colapso demográfico. "Considerando este desarrollo, ¿por qué el gobierno está educando niños y adolescentes para convertirse en expertos en anticoncepción y despejando el camino al aborto y la homosexualidad?".

Que circulen los hallazgos de la ciencia.

Finalmente Kuby lanza una pregunta de tipo científico: "¿Dónde están los argumentos y la investigación científica que muestren que la sexualidad temprana, sin compromiso, promiscuo o con el mismo sexo hace que las personas sean sanas, competentes, capaces de compromiso, dispuestas a procrear y felices?". La ciencia sociológica muestra más bien lo contrario.
Este de la sexualización acelerada de los niños es sólo uno de los muchos temas que trata Kuby en "La Revolución Sexual Global", un libro contundente y completo que vale la pena tener a mano para refutar los bulos de la ideología de género y del relativismo hedonista.

PARA AMPLIAR:
PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:

En casa:

  • ¿Qué conclusiones obtenemos tras la lectura de este artículo?. ¿Qué destacaríamos de él?.
  • ¿En qué cosas estamos más de acuerdo y en cuáles tenemos dudas o no estamos de acuerdo y por qué?.
  • ¿Qué otras perspectivas nos ofrecen los enlaces "para ampliar" y que nos parecen útiles para comprender las llamadas de atención que expone Gabriele Kuby para tomarnos en serio la educación afectivo-sexual que nuestros hijos reciben en la escuela o a través de otros medios?.
  • ¿Cómo es la educación afectivo sexual que estamos dando a nuestros hijos?. ¿En qué y cómo tendríamos que mejorarla?. ¿Qué vamos a hacer al respecto?.
En reunión con otros padres/madres:
  1. Acogida y bienvenida a todos los participantes a la sesión:
    • Recordatorio de las conclusiones de la última sesión: ¿cómo nos fue?.
    • Presentación de cada cual expresando las motivaciones que les llevaron a acudir a esta convocatoria.
  2. Presentación del artículo a grandes rasgos (previo a la sesión sería conveniente haber enviado este artículo a las familias ara que tuvieran ya una idea del mismo antes de esta sesión presencial):
    • Breve lluvia de ideas acerca de lo que este artículo genera en la asamblea.
  3. Reunión en pequeños grupos:
    • A)- LIBERALIZACIÓN DE LA SEXUALIDAD: ¿Qué pros y contras hallamos en este proceso que hoy vivimos?. ¿Qué dice el artículo que nos ocupa hoy al respecto?, ¿qué otras opiniones encontramos en otros espacios-web o autores que nos parecen cualificados?. ¿A qué conclusiones llegamos?.
    • B)- SEXUALIZACIÓN DE LA INFANCIA: ¿Qué formas observamos en nuestra sociedad que llevan a sexualizar la infancia?. ¿A qué puede conducir esa presión social que lleva a esta sexualización?. ¿Qué nos muestran este artículo y otras opiniones al respecto?. ¿Cuáles son nuestras conclusiones?.
    • C)- EDUCACIÓN SEXUAL EN LA ESCUELA SIN LOS PADRES/MADRES: ¿Qué pensamos de la exclusión de los padres y madres en relación con esta educación sexual llevada a cabo por colectivos que no tienen en cuenta ni valoran lo que los padres y madres podamos pensar al respecto?. ¿Cómo podríamos hacer valer nuestros planteamientos de manera que sea respetada nuestra responsabilidad y derecho de educar a nuestros hijos según nuestros propios criterios?.
  4. Puesta en común tras unos minutos de diálogo/debate en cada uno de los grupos formados:
    • Cada grupo expresa sus conclusiones acerca del punto que les correspondió y desde el cual reflexionaron y debatieron.
    • Se establece un diálogo abierto tras cada exposición, se debate y se llega a conclusiones teóricas claras.
    • Se obtienen finalmente unos compromisos: actitudes y compromisos concretos a desarrollar con nuestros hijos al respecto de este tema y también en relación con el centro docente de manera que consigamos uns criterios comunes de actuación al respecto.

domingo, 15 de diciembre de 2019

Te vi



La Delegación Diocesana de Enseñanza se complace en saludarles y desearles a todos ustedes una celebración de la NAVIDAD llena de auténtico gozo, armonía familiar y sentido cristiano de estas fechas.
Y que el 2020 sea ocasión de alcanzar todos su nobles proyectos.

domingo, 1 de diciembre de 2019

Actitudes tóxicas que afectan negativamente al desarrollo de los menores

Con no poca frecuencia los padres y madres, cuando no andamos bien en nuestras relaciones de pareja o cuando no tenemos resueltos nuestros problemas personales y éstos no sólo nos afectan a nosotros y nuestra conducta con cualquiera sino que afectan a quienes más queremos: los hijos... es cuando necesitamos encender la luz de alarma y tratar de afrontar la realidad con auténtico sentido de la responsabilidad.
La publicación "Religión en libertad" publicó un artículo el pasado 16 de junio 2019 anotando "7 tipos de padres tóxicos, qué son y cómo afectan al desarrollo sano de los menores: ¡Detéctalos!" nos plantea algunos de los principales elementos que debemos vigilar.
Reproducimos aquí dicho artículo y les invitamos a reflexionar sobre ello pues quizás alguna de esas notas tengan que ver con nuestra experiencia y, si así fuera,... tengamos cuidado, ayudémonos y ayudemos también por lo tanto mejor a nuestros hijos.

Prefiero emplear el término ‘padres tóxicos’ en lugar de ‘familias tóxicas’ porque voy a centrarme en cómo la psicopatología de los padres, su estilo educativo inadecuado y otras muchas cosas influyen en los hijos, explica la psicóloga infantil, Úrsula Perona, en la web Sapos y Princesas.
Los padres son el pilar para un niño, sobre todo en los primeros años de vida. La influencia de los padres y la familia en la salud psicológica del menor es decisiva. Algunas de las maneras en que esta relación se convierte en tóxica o perjudicial para el niño, están relacionadas con características del sistema familiar y del rol que ocupan en la familia, así como con el estilo de crianza y las conductas de los padres.

1. Padres con problemas psicológicos no tratados.
Una de las circunstancias que podemos mencionar, es cuando los progenitores tienen problemas psicológicos no tratados. Los padres con depresión, ansiedad, trastornos de personalidad u otros problemas psicológicos que no están diagnosticados o no están recibiendo tratamiento, pueden presentar carencias y dificultades para cuidar adecuadamente a sus hijos. Para poder desempeñar adecuadamente la tarea de criar, primero debemos cuidar de nosotros mismos. Solucionar nuestros problemas psicológicos nos ayudará a encontrarnos equilibrados, fuertes y capaces de educar a nuestros hijos.

2. Padres maltratadores.
Por supuesto los padres maltratadores, que utilizan con frecuencia la violencia física o verbal con sus hijos, crean un ambiente tóxico en casa, y minan la seguridad y la autoestima de los menores. Aprender otras maneras de poner límites es necesario. También observar si esa violencia tiene relación con una dificultad para gestionar la ira o la frustración.

3. Padres indiferentes.
En el otro extremo estarían los padres indiferentes, aquéllos tan permisivos y laxos en la educación de sus hijos que parece que éstos no les importen. La crianza implica una serie de sacrificios y renuncias que no todos los progenitores están dispuestos o preparados para asumir. Si ‘pasamos’ de nuestros hijos, si no les guiamos y educamos adecuadamente, el mensaje que les enviamos es que no nos importan. Que no vale la pena molestarse en educarles.

4. Padres manipuladores o extorsionistas.
Hay otro tipo de padres, los manipuladores y extorsionistas. En este grupo podemos encontrar personas que instrumentalizan a los hijos: los usan sibilinamente para ‘solucionar’ los problemas de la pareja, para conseguir sus deseos o en general porque piensan que los niños están a su servicio. Puede haber más o menos consciencia en estos actos, pero desde luego, aunque no sean intencionados, perjudican gravemente a los niños.

5. Padres que se alían con los hijos para ir en contra de la pareja. 
Cuando los padres se alían o buscan el colegueo con los hijos para ir en contra de la pareja, cuando se crean coaliciones entre uno o varios miembros de la familia, se producen alteraciones en el sistema familiar. Aquí el niño también está instrumentalizado, es utilizado para algo. Para que la madre o el padre tengan más fuerza frente a su pareja, para dejarle fuera del sistema familiar o para lograr cualquier objetivo. El niño es usado como paño de lágrimas, se convierte en confesor de alguno de los progenitores, ocupando un lugar en la familia que no le corresponde.

6. Roles cambiados: niños que cuidan de sus padres. 
Los roles cambiados es otra de las formas en que identificamos a las familias tóxicas. Niños que desde bien pequeños tiene que ‘cuidar’ de sus padres, bien porque tengan problemas físicos o mentales, o bien porque son explotadores. Niños que asumen responsabilidades que no les pertenecen. Niños forzados a madurar antes de tiempo y que se quedan sin infancia. De mayores puede que sean dependientes emocionalmente, inseguros, ansiosos… Niños a los que no se les ha permitido ser niños.

7. Padres que proyectan sus frustraciones en sus hijos. 
Y por último, los padres que proyectan sus frustraciones en sus hijos. Padres que no están satisfechos con su vida, que se sienten fracasados o infelices, y pretenden que sus hijos realicen aquello que ellos no han realizado. Que consigan éxito, sean famosos, bailen o canten o destaquen en el fútbol. Cualquier expectativa que los padres ponen sobre los hombros de sus hijos, y que no tienen que ver con los niños sino con ellos mismos, se convierten en una pesada carga para el niño y una fuente de insatisfacción y frustración.

Como vemos existen muchas conductas y situaciones que pueden convertir a la familia en un entorno tóxico. La familia es el sistema principal de interacción del niño, y debe ser un entorno cálido, equilibrado, que proporcione estabilidad y bienestar, y donde los problemas de los padres los resuelvan los padres, no los hijos.


PARA AMPLIAR:

PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
DINÁMICA:

En el hogar:
  • ¿Qué conclusiones obtenemos de este artículo?.
  • ¿Nos identificamos con alguna o algunas de las características de personas tóxicas mencionadas en este artículo o en los enlaces para ampliar?, ¿con cuáles?.
  • ¿Cuáles creemos que son las causas de esas actitudes tóxicas que adoptamos a veces?, ¿qué pretendemos con ellas?.
  • ¿Qué efectos observamos de esas actitudes tóxicas, cuando las tenemos, en nuestros hijos?.
  • ¿Cómo corregimos esas actitudes?. ¿Qué ayudas de nuestra pareja o de otros familiares nos vendrían bien para eliminar esas actitudes por completo?.
En reunión con otros padres/madres:
  1. Bienvenida a todos los asistentes, dinámica de presentación: "Cómo me llamo y por qué y para qué estoy aquí?".
  2. Revisión de las conclusiones a las que llegamos en la anterior reunión. Comentario a las dificultades, logros,...
  3. Lectura del actual artículo y comentario breve (sin profundizar, sólo a modo de "lluvia de ideas"):
    • ¿Qué pensamos de este artículo?.
  4. Reunión en tres subgrupos:
  5. Puesta en común de las conclusiones teóricas a las que llegó cada uno de los tres grupos y breve diálogo posterior para clarificar ideas al respecto.
  6. Roll playing en el que unos padres tóxicos escenifican una conversación con sus hijos que sufren desde hace tiempo esas actitudes tóxicas de sus padres en tres fases.
    • 1ª)- Incurriendo en todos los errores o en muchos en los que unos padres tóxicos incurrirían.
    • 2ª)- Los padres un día recapacitan, reflexionan a partir de lo que ven en sus hijos (los efectos negativos) y se proponen cambiar.
    • 3ª)- Nuevo diálogo con los hijos pero ya corrigiendo errores y demostrando no ser tóxicos.
  7. Diálogo/debate abierto entre todos:
    • ¿Qué observamos en la 1ª fase?. ¿Qué efectos producirán en los hijos esas actitudes tóxicas?. ¿Cómo se sentirán los padres al comprobar los efectos en los hijos?. ¿Qué pensarán al respecto?.
    • ¿Qué observamos en la 2ª fase?. ¿Qué otros razonamientos nos plantearíamos que no han expresado en su dramatización?. ¿Cuáles de los que sí han expresado nos parecen acertadísimos?.
    • ¿Qué observamos en la 3ª fase?. ¿Qué avances y estancamientos hemos observado?. ¿Cómo corregiríamos eso que nos parece estancamiento?, ¿qué reforzaríamos de lo que hemos visto hacer muy bien?. ¿Qué añadiríamos?.
  8. Cada cual, personalmente, hace una reflexión personal de todo lo vivido en esta sesión y se plantea para sí mismo/a unas actitudes y compromisos personales para vivirlos en su hogar con sus hijos y en relación también con su pareja.

sábado, 16 de noviembre de 2019

"¿Quieres dejar el móvil papá/mamá, por favor?"

Artículo escrito por Damián Montero / Hacer Familia 18 agosto 2019

Cuando suena una notificación en un teléfono, todos los presentes en una habitación giran sus cabezas hacia sus dispositivos para comprobar si es su terminal el que ha emitido la señal. Una acción que no sólo realizan los jóvenes, sino que también es común en los adultos.  Cada vez es más común ver a padres y madres pendientes de sus pantallas, incluso sacrificando el tiempo que dedican a sus hijos.

viernes, 1 de noviembre de 2019

¡Ayuda!, mi hijo es adicto a los juegos

¿Quién no tiene un hijo de 14 o 15 años que parece tener adicción a los juegos?. Lo dramático de esta situación es que estos chicos podrían pasarse diez horas al día jugando en la tableta, ordenador, PS4 o XBOX, si no lo están haciendo ya.

Preferiríamos que nuestros hijos eligiesen hacer otras cosas más interesantes, más productivas, más constructivas con su tiempo, pero este objetivo parece difícil de conseguir. Comentaba un padre:

miércoles, 16 de octubre de 2019

La tragedia silenciosa

Ante los últimos casos de suicidios de jóvenes y adolescentes sucedidos en diferentes países, es importante revisar qué está pasando y qué soluciones surgen al respecto. A continuación, compartimos un artículo escrito por la terapeuta ocupacional con amplia experiencia en la infancia Victoria Prooday, el cual se ha vuelto viral, más de 10 millones de personas lo han leído y el número sigue aumentando.

martes, 1 de octubre de 2019

7 cosas que pueden arruinar la vida de un joven

Los adolescentes pueden caer en comportamientos daniños o adictivos por varias presiones, malos ejemplos, falta de amor...

BJ Foster es un padre de familia con experiencia en el trabajo con adolescentes que escribe en AllProDad.com, una web especializada en paternidad, específicamente en la de los varones padres. Una y otra vez, la web invita a los padres a detenerse un momento y revisar qué están haciendo bien, qué pueden mejorar y qué peligros acechan a los hijos.

domingo, 1 de septiembre de 2019

¿Quién tiene la responsabilidad y el deber de EDUCAR?

Parece una pregunta de Perogrullo pero en los tiempos que corren y en otros no tan lejanos no estaba tan claro, como aquéllos en los que el nazismo, el leninismo, fascismo, etc… dictaminaban “quién debía educar a las nuevas generaciones y cómo” se daba a entender claramente que los hijos dejaban de ser responsabilidad de los padres para serlo del Estado: él era quien educaba y los padres y madres chitón y al rincón de sus hogares hasta que el niño/a fuera devuelto a sus casas al finalizar la jornada escolar.

lunes, 15 de julio de 2019

Orar desde la Amazonía. EpJ 2019


Como cada año, "Enlázate por la Justicia" (una plataforma de la cual forman parte Cáritas, CEDIS, Confer, Justicia y Paz, Manos Unidas, Redes y Sínodo para la Amazonía) nos convoca a reflexionar, meditar, dialogar en un ambiente constante de oración sobre la realidad de nuestro planeta, sobre la ECOLOGÍA INTEGRAL en la que Derechos Humanos y respeto y cuidado del Medio Ambiente van inseparablemente unidos.

sábado, 15 de junio de 2019

Para cuidar nuestra Casa Común desde la casa familiar


Recientemente hemos celebrado el "Día del Medio Ambiente" (5 de junio) y "Día de los Océanos" (8 de junio). Son celebraciones que nos sirven para tomar conciencia del cuidado, ayuda, protección y respeto que nuestra Casa Común necesita.
Con este nuevo artículo proponemos un conjunto de 30 medidas que desde casa, desde nuestro entorno o realidad más cercana, podemos llevar a cabo sin grandes dificultades.
No es cuestión de saber más sino de PRACTICAR más. A ello les invitamos y nos autoinvitamos.

AHORRO DE ENERGÍA Y AGUA:

sábado, 1 de junio de 2019

La pornografía te atrapa igual que una droga

Un ex-adicto alerta de este grave problema social.
La historia de Lucas (nombre ficticio) muestra las gravísimas consecuencias que puede tener la adicción a la pornografía.

La pornografía está destrozando la vida de muchos adolescentes, adultos y hasta de familias enteras. Su adicción, la cual todavía no ha sido tomada debidamente en serio, está provocando casos gravísimos cuyas consecuencias son físicas, personales y sociales.
Lucas cuenta su testimonio de cómo acabó siendo un adicto y los graves sufrimientos que experimentó, pero también relata la salida del agujero gracias a Sexólicos Anónimos. José Antonio Méndez relata en la Revista Misión la historia de este joven ex-adicto:

jueves, 16 de mayo de 2019

Modelos educativos parentales

Dependiendo de la forma de nuestra crianza adoptamos una forma de criar a nuestros hijos que quizás es la adecuada o no es la mejor.
Estas son las cinco clases de padres, ¿te identificas con alguna?, trata de trabajar en mejorar ese estilo o clase de padre para una buena educación de tu hijo.

1. Padres autoritarios: Son rígidos, no dan cabida al diálogo comunicación, inflexibles, ignoran los logros y habilidades de sus hijos, emiten juicios negativos constantemente. Es necesario trabajar sobre la flexibilidad, la comunicación y el refuerzo positivo.

miércoles, 1 de mayo de 2019

Qué es "acoso escolar" y qué no.


El primer objetivo de esta reflexión es definir claramente lo que es "acoso escolar" atendiendo a sus características principales: qué es y qué no es.
El artículo que van a leer está tomado de: https://cadenaser.com/ser/2019/01/31/sociedad/1548925808_776837.html

El problema conocido como acoso escolar o bullying forma parte de las preocupaciones del profesorado, de las familias y de las administraciones educativas desde hace años en nuestro país.
Teniendo en cuenta el interés que suscita, la amplia difusión del fenómeno puede llevar a confundirlo con otros relacionados con la convivencia escolar, pudiendo generar confusión en las actuaciones y, en su caso, innecesaria alarma social.