viernes, 1 de noviembre de 2019

¡Ayuda!, mi hijo es adicto a los juegos

¿Quién no tiene un hijo de 14 o 15 años que parece tener adicción a los juegos?. Lo dramático de esta situación es que estos chicos podrían pasarse diez horas al día jugando en la tableta, ordenador, PS4 o XBOX, si no lo están haciendo ya.

Preferiríamos que nuestros hijos eligiesen hacer otras cosas más interesantes, más productivas, más constructivas con su tiempo, pero este objetivo parece difícil de conseguir. Comentaba un padre: “Quiero que mi hijo elija otras cosas, hacer algo que valga la pena durante el tiempo libre. ¿Hay alguna formula para lograr esto?.”

1 ¿Es el juego realmente el problema?.

Antes de llegar a la conclusión de que el juego es el problema, hay que determinar si el juego es una forma de sentirse mejor o de aislarse de otro problema, como el bullying, la depresión, la ansiedad, la soledad u otros problemas sociales o emocionales.

2. "Adicción" no es una metáfora.

La Sociedad Americana de Medicina de Adicciones define la adicción así:
La adicción es una enfermedad crónica primaria de recompensa cerebral, motivación, memoria y circuitos relacionados... Esto se refleja en una recompensa y/o alivio individual que persigue patológicamente mediante el uso de sustancias y de otros comportamientos.
La adicción se caracteriza por la incapacidad de abstenerse constantemente, el deterioro del control del comportamiento, el deseo, el reconocimiento disminuido de problemas significativos con los comportamientos y las relaciones interpersonales, y una respuesta emocional disfuncional”.

La evidencia de que una conducta se ha vuelto "adictiva" incluye:
  1. la incapacidad para abstenerse de manera consistente,
  2. sentimientos de ansia, y
  3. disminución del reconocimiento de las consecuencias negativas de los comportamientos de uno mismo.
No es necesario ingerir una sustancia para desarrollar adicción. Los comportamientos, por si solos, pueden contribuir de manera similar al deterioro de los circuitos de recompensa cerebral. Mi creencia personal es que tenemos relaciones malsanas con la tecnología que derivan en consecuencias negativas tanto emocionales, como en nuestras relaciones, por lo que debemos ser sensibles al daño que la tecnología puede provocar en el proceso de crecimiento de nuestros hijos.

3. Hay que hablar, no sermonear.

No comiences la conversación con tu hijo comunicando tu conocimiento y tus conclusiones (por ejemplo, “La lectura es mejor para ti“ o "Creo que tienes un problema"). Lo mejor que puedes hacer es acercarte con curiosidad y con ganas de conectar con él. La confianza es el permiso para influir y tu hijo controla la concesión y la retención de esa confianza. Muestra interés en sus intereses. Pasa tiempo con él. Afirmarle. Y cuando se haya generado suficiente confianza y seguridad, entonces, aborda el tema.

Pregunta a tu hijo, en una escala del 1 al 10: ¿Estas contento con la manera en la que utilizas tu tiempo?. ¿Estas seguro de que lo que estás haciendo es productivo y provechoso para ti?. ¿Es esto lo que deseas y lo que te imaginas para ti?.

Puede que se ponga a la defensiva cuando le preguntes esto por primera vez. Podría sospechar que es una táctica manipuladora para poder sermonearle o emitir tu juicio de la situación. Si es así, asegúrale que no es el caso. Sé honesto y dile que te preocupa el tema, pero deja de lado tu agenda y ábrete sinceramente a sus sentimientos. Si él responde: "Bueno, creo que un 6”. Ahora ya hay puntos en común para poder hablar.
“¿Y por qué no te satisface o te hace feliz la forma en la que pasas el tiempo?”.

Tu única esperanza de ayudarlo a tomar diferentes decisiones es honrar sus sentimientos y autonomía desde la primera conversación. Hay que hablar y no sermonear. Esto no significa que no puedas expresar tus opiniones, pero mantén un equilibrio positivo con sus intereses.

4. Haz que tome conciencia, pero sin obligarle.

Para poder mantener los malos hábitos es necesario ignorar las consecuencias de los mismos. Si quieres ayudar a tu hijo a "elegir" de manera diferente, tendrás que ayudarle a experimentar las desventajas de su mal hábito de una manera más intensa de lo que ahora experimenta las ventajas del mismo mal habito. Lo que él sabe hoy es que coger un controlador e iniciar sesión de un juego está asociado con sentimientos de subidón, compromiso, disfrute, conexión social, dominio y quizás también de estar en una soledad segura. Si tiene que elegir algo diferente, tendrá que sentir que otras opciones tienen mejores consecuencias. Esto es complicado, pero es un problema que necesitarás resolver como padre. El primer paso es ayudarle a participar en experiencias que le hagan consciente de las consecuencias negativas de sus elecciones presentes y las consecuencias positivas de otras opciones. Por ejemplo, podrías pedirle que realice un experimento para ayudarle a ser más consciente de su experiencia.

- Seguimiento de la emoción. Mira a ver si estaría dispuesto a mantener un diario sencillo de cómo se siente antes y después de jugar juegos durante largos períodos de tiempo. Deberás comprender que algunas de las entradas en su diario confirmarán las emociones positivas que siente mientras juega. Haz que experimente, de manera similar, con otras actividades (alguna actividad familiar, salir con amigos, etc.) y que te diga cómo se siente durante y después de esa actividad. Habla abiertamente con él sobre esto como una forma de ayudarle a tomar decisiones más conscientes.

- Test de abstinencia. Revisa con él la definición de adicción. Anímale a experimentar y, en el proceso, a descubrir, su propia forma de discernir los juegos saludables de los que no son tan saludables llevando a cabo un corto experimento de abstención y tomando nota de sus sentimientos en ese corto periodo. A continuación, pregúntale cómo se sintió y lo que eso significa para él.

5. Hay una gran diferencia entre obligarle a cambiar y negarse a facilitar.

Considérate su cómplice en la elección de sus opciones. Tú le facilitas las opciones de las que dispone al proporcionarle una habitación, un entorno cómodo, incluso una PlayStation para jugar. Tienes que aceptar la parte de responsabilidad que te corresponde al proporcionar a tu hijo una influencia estructural que facilita los juegos al proporcionar los dispositivos.
Debes establecer límites en todo lo que facilitas y proporcionas. El hecho de facilitarle una cama no significa que tengas que consentir que este tumbado o acostado las veinticuatro horas del día. Proporcionar comida no significa que tengas que tener chocolate cada vez que te los pida, por poner un ejemplo.
Puedes decírselo de esta manera: "Esto es lo que estoy dispuesto a ofrecerte”.

Ahora, dado que tu objetivo es influir en sus elecciones, y no controlar su comportamiento, te sugiero un equilibrio haciendo una diferenciación entre poner límites y dar consejo. Podrías decir, por ejemplo, “Creo que sería prudente limitar tu uso a una hora al día. Eso es algo que tendrás que decidir. Sin embargo, estoy dispuesto a darte la oportunidad de jugar hasta tres horas al día, y cinco los fines de semana, siempre que tus notas sean buenas y hayas terminado los deberes ".

Siempre es más adecuado pensar en influencia a largo plazo que en el cumplimiento a corto plazo. Es más importante dar prioridad al crecimiento de tu hijo que a su comportamiento. Al final y al cabo, la educación de su crecimiento fundamentará su comportamiento final.

PARA LA REFLEXIÓN Y DIÁLOGO:
DINÁMICA:

En nuestro ámbito familiar:
  • ¿Qué pensamos de este artículo?, ¿a qué conclusiones llegamos tras su lectura?.
  • ¿Qué nos han aportado los enlaces "para ampliar"?. ¿Qué destacaríamos de cada uno de ellos?.
  • ¿Hay en nuestra familia algún miembro que es declaradamente ludópata o que está abusando mucho del juego últimamente?. ¿Por qué lo hace y para qué?.
  • ¿Reconoce su adicción y no quiere salir de ella?, ¿por qué no?.
  • ¿Reconoce su adicción y sí quiere salir de ella?, ¿qué demanda de nosotros?, ¿qué está haciendo esta persona para dejar esa adicción?, ¿cómo le hemos ayudado hasta la fecha?, ¿qué necesitamos cambiar para ser más efectivos en esa ayuda?.
En reunión con otros padres/madres interesados en este tema:
  1. Acogida y bienvenida a todos los asistentes: Quien anima la sesión invita a todos los participantes a presentarse al resto añadiendo la motivación que le llevó a acudir a esta sesión.
  2. Lluvia de ideas (Se invita a los asistentes a exponer sus ideas y conocimientos sobre estos conceptos):
    • ¿Qué sabemos sobre estos términos: "adicción", "ludopatía", "síndrome de abstinencia",...?.
  3. Lectura y comentario breve al actual artículo.
  4. Análisis/reflexión en pequeños grupos:
    • Se forman 3 grupos de padres/madres que trabajarán documentos diferentes pero complementarios sobre la ludopatía:
      • A)- Ludopatía y Ludopatía en adolescentes. Y consensuar respuestas a estas cuestiones:
        1. ¿Qué es la ludopatía?.
        2. ¿Cuáles son o pueden ser sus causas?.
        3. ¿Cuáles son sus consecuencias?.
        4. ¿Qué otras ideas y conclusiones obtenemos al respecto de estos dos artículos?.
      • B)- Adicción y salida.
        1. ¿Qué es la adicción?, ¿qué tiene en común la "adicción al juego" y la "adicción a diferentes drogas"?.
        2. ¿Qué factores influyen en la persona para que ésta se convierta en adicta al juego o a cualquier droga?.
        3. ¿Cuáles son los factores que podrían ayudar a una persona adicta a dejar de serlo?.
        4. ¿Qué otras ideas y conclusiones obtenemos al respecto de este artículo?.
      • C)- Cómo superar la ludopatíaCómo ayudar a mi hijo ludópata y Cómo alejar a tu hijo de la ludopatía.
        1. ¿Cómo superar la ludopatía?, ¿cuáles son sus claves fundamentales?.
        2. ¿Cómo ayudar a nuestros hijos a prevenir su adicción al juego?.
        3. ¿Cómo ayudarles a salir de ello si acaso ya son adictos?.
        4. ¿Qué otras ideas y conclusiones obtenemos al respecto de estos tres artículos?.
  5. Puesta en común de las conclusiones a las que llegó cada pequeño grupo tras el análisis de los documentos que reflexionaron y diálogo abierto en gran grupo tras cada exposición.
  6. Obtención de conclusiones teóricas claras pero sobre todo prácticas que sirvan a los participantes para:
    • hacer frente a las ludopatías que observen en sus ámbitos familiares
    • o bien para prevenir que éstas se produzcan.

miércoles, 16 de octubre de 2019

La tragedia silenciosa

Ante los últimos casos de suicidios de jóvenes y adolescentes sucedidos en diferentes países, es importante revisar qué está pasando y qué soluciones surgen al respecto. A continuación, compartimos un artículo escrito por la terapeuta ocupacional con amplia experiencia en la infancia Victoria Prooday, el cual se ha vuelto viral, más de 10 millones de personas lo han leído y el número sigue aumentando.
La terapeuta comienza su escrito haciendo esta advertencia: "Sé que muchos preferirían no tener que enfrentarse a lo que digo en el artículo, pero sus hijos necesitan que ustedes escuchen lo que quiero decir. Incluso a quienes están en desacuerdo con mi perspectiva, les ruego que pongan en práctica las recomendaciones que comparto al final del artículo. Cuando vea los cambios positivos en la vida de su hijo, ¡entenderá por qué digo lo que digo!".

La ‘tragedia silenciosa’ que está afectando la salud mental de nuestros niños.

Hay una tragedia silenciosa que está ocurriendo ahora mismo, en nuestros hogares, y que afecta a las joyas más preciadas que tenemos: nuestros hijos. Después de tratar a cientos de niños y familias en mi trabajo como terapeuta ocupacional, soy testigo de una tragedia que está sucediendo frente a mis propios ojos. ¡El estado emocional de nuestros hijos es horrendo!. He hablado con profesores y profesionales y tienen preocupaciones similares a las mías. Lo que es peor, en los últimos 15 años, las investigaciones han generado estadísticas alarmantes de un aumento brusco y constante en enfermedades mentales en niños, que ya es casi una epidemia:
  1. 1 de cada 5 niños tiene problemas de salud mental
  2. El trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) aumentó en un 43%
  3. La depresión adolescente aumentó en un 37%
  4. La tasa de suicidio en niños de 10 a 14 años aumentó en 100%
¿Cómo solucionar este problema?.

Si queremos que nuestros hijos lleguen a ser individuos felices y saludables, tenemos que despertar y volver a lo más fundamental. ¡Todavía es posible!. Lo sé porque cientos de mis clientes ven cambios positivos en el estado emocional de sus hijos en semanas (incluso días en algunos casos) después de aplicar estas recomendaciones:
  1. Establezca límites y recuerde que usted es la madre o padre de su hijo, no su amiga o amigo.
  2. Provea a sus niños de un estilo de vida equilibrado basado en lo que necesitan, no sólo lo que quieren.
  3. No tenga miedo de decir «NO» a sus hijos si lo que ellos quieren no es lo que necesitan.
  4. Proporcione alimentos nutritivos y naturales.
  5. Pasen 1 hora al día en espacios verdes andando en bicicleta, caminando, pescando, observando aves e insectos.
  6. Disfruten de una cena familiar sin tecnología todos los días.
  7. Jueguen un juego de mesa al día.
  8. Que sus hijos cumplan con una obligación al día (doblar la ropa, guardar los juguetes, colgar la ropa, guardar los alimentos después de comprarlos, poner la mesa, etc.)
  9. Establezca una rutina para irse a la cama, que garantice que su hijo duerma largo tiempo en un dormitorio sin nada de tecnología.
  10. Enseñe responsabilidad e independencia. No los proteja en exceso contra pequeñas equivocaciones. Ayúdeles a adquirir las habilidades necesarias para superar los mayores desafíos de la vida.
  11. No haga las cosas por sus hijos: prepare la mochila de su hijo, no le lleve la mochila, no le traiga a la escuela el almuerzo o la agenda que olvidó, y no pele el plátano para un niño de 5 años. Enséñele habilidades a sus niños en lugar de hacer las cosas por ellos.
  12. Enseñe a que posterguen la gratificación, y otorgue oportunidades para que se «aburran», ya que el aburrimiento es el momento en que la creatividad despierta. (Leer también: Por qué debes permitir que tu hijo se aburra).
  13. No sienta que usted es responsable por el entretenimiento de su hijo.
  14. No use la tecnología como una solución contra el aburrimiento.
  15. Evite usar tecnología durante las comidas, en el auto, restaurantes, centros comerciales. Utilice dichos momentos como oportunidades para entrenar el cerebro de sus niños y aprendan a funcionar en «tiempos aburridos».
  16. Ayúdeles a crear un «botiquín de primeros auxilios contra el aburrimiento» que contenga ideas de actividades para cuando «estoy aburrido».
  17. Esté disponible emocionalmente y comuníquese con sus niños, enséñeles habilidades sociales y cómo controlarse a sí mismos.
  18. Apague el teléfono hasta que los niños estén en la cama, evitando así que usted se distraiga con una herramienta digital.
  19. Conviértase en el entrenador de las emociones de su hijo. Enséñeles a reconocer y lidiar con la frustración y la ira.
  20. Enséñeles a saludar, tomar turnos, compartir, tener empatía, modales en la mesa, conducir una conversación.
  21. Conéctese emocionalmente: sonría, abrace, bese, cosquillee, lea, baile, salte o gatee con su hijo.
¡Es necesario que hagamos cambios en la vida de nuestros hijos antes de que toda esta generación de niños esté sumida en medicamentos!. Aún no es demasiado tarde, pero pronto lo será...

Por Victoria Prooday, Terapeuta ocupacional. Traducción al español
por Johanna Perez Ray. Publicado en su Blog.

PARA AMPLIAR:
PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO (Son sólo propuestas como puede haber otras):
1)- (Desde casa):
  • ¿Qué pensamos, madre y padre, de las ideas que el artículo y los enlaces para ampliar nos aportan?. ¿En qué coincidimos más y qué diferencias hallamos en nuestras diferentes perspectivas?.
  • ¿Cuál es o cuáles son las tragedias o problemas que detectamos en nuestros hijos?. ¿Los hemos abordado hasta la fecha?, ¿qué resultados hemos obtenido?. Y... si no lo hemos afrontado hasta ahora ¿qué podríamos hacer para empezar?, ¿y después?, ¿y finalmente?.
2)- (En reunión con otros padres/madres):
  1. Se proyecta el artículo que esta entrada presenta (sería incluso mejor proyectar el original de Victoria Prooday: https://yourot.com/blogfr/2017/6/15/la-silencieuse-tragdie-affectant-les-enfants-daujourdhui-et-quoi-faire-xhw5z
  2. Se comenta brevemente: preguntas o dudas, comentarios,... que el artículo suscita.
  3. Se subdivide el gran grupo de padres/madres en 6 subgrupos de manera que en cada subgrupo se trabaje uno de los enlaces-web "para ampliar" que esta entrada ofrece. Cada subgrupo debe platearse y contestar estas cuestiones:
    • ¿Qué ideas básicas o esenciales presenta el artículo?.
    • ¿Qué pistas para la acción propone que ayuden a solucionar el problema o problemas planteados?.
  4. Puesta en común de lo que los grupos han hallado en sus respectivos "enlaces para ampliar" y diálogo a partir de estas cuestiones:
    • ¿Cómo podríamos resumir el conjunto de ideas que estos artículos nos plantean?.
    • ¿Cuáles de ellas, aún siendo muy valiosas, sin embargo son las que más dificultades presentan para nosotros y por qué?.
    • ¿Qué tendríamos que hacer para llevarlas a cabo, cómo conseguirlo de la mejor manera posible?.
  5. Trabajo-reflexión personal: Se invita a todos los padres y madres a dejar un minuto de reflexión sobre todo lo dialogado y a continuación se plantea:
    • Una actitud que voy a desarrollar hasta la próxima vez que nos encontremos en reunión para hacer frente de manera efectiva a las necesidades que detecto en mi casa con mis hijos.
    • Un compromiso concreto, una acción que voy a llevar a cabo con mis hijos para mostrar la decisión de realizar cambios positivos en mi casa.
    • Una propuesta a presentar a mi pareja para trabajar en esto más en equipo.
  6. Valoración de la sesión: aspectos positivos, negativos y propuestas de mejora.

martes, 1 de octubre de 2019

7 cosas que pueden arruinar la vida de un joven

Los adolescentes pueden caer en comportamientos daniños o adictivos por varias presiones, malos ejemplos, falta de amor...

BJ Foster es un padre de familia con experiencia en el trabajo con adolescentes que escribe en AllProDad.com, una web especializada en paternidad, específicamente en la de los varones padres. Una y otra vez, la web invita a los padres a detenerse un momento y revisar qué están haciendo bien, qué pueden mejorar y qué peligros acechan a los hijos.

domingo, 1 de septiembre de 2019

¿Quién tiene la responsabilidad y el deber de EDUCAR?

Parece una pregunta de Perogrullo pero en los tiempos que corren y en otros no tan lejanos no estaba tan claro, como aquéllos en los que el nazismo, el leninismo, fascismo, etc… dictaminaban “quién debía educar a las nuevas generaciones y cómo” se daba a entender claramente que los hijos dejaban de ser responsabilidad de los padres para serlo del Estado: él era quien educaba y los padres y madres chitón y al rincón de sus hogares hasta que el niño/a fuera devuelto a sus casas al finalizar la jornada escolar.

lunes, 15 de julio de 2019

Orar desde la Amazonía. EpJ 2019


Como cada año, "Enlázate por la Justicia" (una plataforma de la cual forman parte Cáritas, CEDIS, Confer, Justicia y Paz, Manos Unidas, Redes y Sínodo para la Amazonía) nos convoca a reflexionar, meditar, dialogar en un ambiente constante de oración sobre la realidad de nuestro planeta, sobre la ECOLOGÍA INTEGRAL en la que Derechos Humanos y respeto y cuidado del Medio Ambiente van inseparablemente unidos.

sábado, 15 de junio de 2019

Para cuidar nuestra Casa Común desde la casa familiar


Recientemente hemos celebrado el "Día del Medio Ambiente" (5 de junio) y "Día de los Océanos" (8 de junio). Son celebraciones que nos sirven para tomar conciencia del cuidado, ayuda, protección y respeto que nuestra Casa Común necesita.
Con este nuevo artículo proponemos un conjunto de 30 medidas que desde casa, desde nuestro entorno o realidad más cercana, podemos llevar a cabo sin grandes dificultades.
No es cuestión de saber más sino de PRACTICAR más. A ello les invitamos y nos autoinvitamos.

AHORRO DE ENERGÍA Y AGUA:

sábado, 1 de junio de 2019

La pornografía te atrapa igual que una droga

Un ex-adicto alerta de este grave problema social.
La historia de Lucas (nombre ficticio) muestra las gravísimas consecuencias que puede tener la adicción a la pornografía.

La pornografía está destrozando la vida de muchos adolescentes, adultos y hasta de familias enteras. Su adicción, la cual todavía no ha sido tomada debidamente en serio, está provocando casos gravísimos cuyas consecuencias son físicas, personales y sociales.
Lucas cuenta su testimonio de cómo acabó siendo un adicto y los graves sufrimientos que experimentó, pero también relata la salida del agujero gracias a Sexólicos Anónimos. José Antonio Méndez relata en la Revista Misión la historia de este joven ex-adicto:

jueves, 16 de mayo de 2019

Modelos educativos parentales

Dependiendo de la forma de nuestra crianza adoptamos una forma de criar a nuestros hijos que quizás es la adecuada o no es la mejor.
Estas son las cinco clases de padres, ¿te identificas con alguna?, trata de trabajar en mejorar ese estilo o clase de padre para una buena educación de tu hijo.

1. Padres autoritarios: Son rígidos, no dan cabida al diálogo comunicación, inflexibles, ignoran los logros y habilidades de sus hijos, emiten juicios negativos constantemente. Es necesario trabajar sobre la flexibilidad, la comunicación y el refuerzo positivo.

miércoles, 1 de mayo de 2019

Qué es "acoso escolar" y qué no.


El primer objetivo de esta reflexión es definir claramente lo que es "acoso escolar" atendiendo a sus características principales: qué es y qué no es.
El artículo que van a leer está tomado de: https://cadenaser.com/ser/2019/01/31/sociedad/1548925808_776837.html

El problema conocido como acoso escolar o bullying forma parte de las preocupaciones del profesorado, de las familias y de las administraciones educativas desde hace años en nuestro país.
Teniendo en cuenta el interés que suscita, la amplia difusión del fenómeno puede llevar a confundirlo con otros relacionados con la convivencia escolar, pudiendo generar confusión en las actuaciones y, en su caso, innecesaria alarma social.

lunes, 15 de abril de 2019

Cómo desarrollar el pensamiento crítico



El pensamiento crítico incluye la capacidad de razonar y pensar con lógica, analizar y juzgar las situaciones adecuadamente y actuar con una base fundamentada. Es una habilidad que no sólo ayudará a tu hijo a afianzar mejor lo que aprende o a resolver los exámenes con más facilidad, sino que le preparará para enfrentarse a muchos momentos de la vida en los que tendrá que tomar decisiones o afrontar con espíritu racional experiencias, información o actitudes propias y de los que le rodean.

lunes, 1 de abril de 2019

¿Cómo motivar a los hijos en los estudios?


Cuando un niño se enfrenta al reto de ir a la escuela, asumir unos aprendizajes, hacer unos exámenes y aprobar, sus resultados van a venir determinados por dos grandes factores: Su capacidad intelectual es decir, su potencial de aprendizaje y su motivación para el estudio. Hoy nos centramos en el segundo factor y os damos 8 pasos para que lo consigáis.

La motivación no aparece por arte de magia: Los 8 pasos para motivar a los niños a estudiar:

sábado, 16 de marzo de 2019

¡Se porta mal en el colegio!

6 claves para actuar en casa.
Por ANTONIO ORTUÑO.

Una de las consultas más comunes es "¿qué hago cuando me dicen desde el colegio que mi hijo se porta mal?, o que le ponen muchos partes o sanciones".
Yo tengo una hipótesis de trabajo que quería compartir con las personas que siguen Familias en la Nube. Si leemos el contenido del parte o de la nota, los motivos por los cuales nuestro hijo o hija va a ser sancionado, yo pregunto: si en casa, en el hogar, los padres y madres también pudieran poner partes o notas, ¿coincidirían esos motivos?.