domingo, 19 de junio de 2016

Vacaciones de verano

Mientras no haya colegio durante los meses de julio y agosto estos dos meses los vamos a poder disfrutar con nuestros hijos en casa (a lo mejor esto tiene otras lecturas y saber que los niños ya no van a estar en el cole en esos dos meses íntegros supone un grave problema... porque quizás no haya una red familiar que cubra ese tiempo con nuestros hijos ni nos podamos turnar padre y madre en el cuidado y atención de la prole).
Siempre es un dilema PERO... desde estas líneas vamos a ofrecer algunas alternativas a las dificultades descritas y también una serie de ideas que puedan ayudar a tomar este tiempo como una gran OPORTUNIDAD de disfrutar de nosotros mismos, de nuestra relación de pareja, relación padres-hijos, relaciones familiares,... y nos pueda servir además para afrontar lagunas o asuntos no suficientemente tenidos en cuenta durante el curso académico, retomar nuestra vida familiar para renovarla y "cargar pilas" de cara al ciclo que venga después.

Cuando no tenemos el apoyo de otros familiares.

1.- Campamentos de verano.

Existen distintas modalidades y son ideales para aquellas familias que tengan serias dificultades para acompañar físicamente a sus hijos durante los días vacacionales.

Modo ACAMPADA:
- Los hay de una semana o dos, también de un mes entero.
- Son de jornada completa en un ambiente natural, generalmente.
- Las instalaciones comprenden alojamientos que pueden ser en casetas o tiendas de campaña, aseos, espacio para comer, para el deporte,...
...
Modo CAMPAMENTO URBANO:
- No se trata de acampar en la ciudad sino de pasar un día o medio día fuera de casa realizando actividades lúdicas, deportivas, culturales, también académicas,... siempre educativas como en el caso de las acampadas también.
- Pueden ser de un mes o dos meses de lunes a viernes de 9 a 14 h. o de 9 a 17 h.
- Los organizan los colegios y también entidades que sensibles a esta situación aportan su propuesta para aquellas familias a quienes les pueda interesar.
...

2.- Cursos de verano.

Aquellas familias que tienen medios económicos o bien familiares en países extranjeros pueden enviar a sus hijos a ampliar formación en idiomas (inglés, francés, alemán,...), artes plásticas (música, teatro,...), etc...

3.- Campos de trabajo.

Especialmente indicados para jóvenes (chicos y chicas) que quieran vivir experiencias de altruismo, generosidad, labor de equipo,... en proyectos en los que además ayudan a colectivos y personas que necesitan de ese apoyo solidario.

Cuando la pareja u otros familiares sí pueden atender a los hijos.

Igualmente tenemos a nuestro alcance los recursos antes mencionados pero nos parece que la mejor opción para nuestros hijos y para nuestra relación con ellos es la que hallarán en nosotros directamente. Al respecto existen muchas y buenas ideas:

Organicemos cada semana, cada quincena,... y reservemos:
  1. Tiempo para REPASAR cosas del cole. Quien más quien menos tendrá alguna materia en la que habrá andado un poco cojo. Aprovechemos alguna hora diaria para reforzarla.
  2. Tiempo para JUGAR JUNTOS. No los hijos por una parte y los padres viendo la tele sino ponernos juntos a jugar partidas de parchís, damas, oca,... o irnos al parque o a unas canchas deportivas.
  3. Tiempo para DISFRUTAR DE LA NATURALEZA: Una excursión semanal en plan marcha de senderismo por la montaña o cualquier otro espacio natural, juntos en familia,... no sólo es saludable físicamente y hermoso sino también muy beneficioso para las relaciones familiares además de educativo.
  4. Tiempo para desarrollar ACTIVIDADES NUEVAS o quizás aparcadas durante el año académico "por falta de tiempo" o por no hallarse en el lugar en que éstas sí son posibles.
  5. Tiempo para VIAJAR JUNTOS. Planificar esto en familia: elegir lugar, calendario, actividades a realizar,... administrar el presupuesto y dosificar gastos.
  6. Tiempo para el DESCANSO. Las vacaciones son para eso también: no se trata de atiborrar todo de mil cosas sino de VIVIR con naturalidad cada día, al ritmo que necesitemos nosotros y no a golpe de reloj. No tiene sentido continuar el agobio también en este tiempo.
  7. ...
  8. Tiempo para SER NOSOTROS MISMOS, para ESTAR, para DISFRUTAR de nosotros mismos. Allá donde estemos, hagamos lo que hagamos, en la hora que sea,... Esto es lo mejor que podemos hacer.
PARA CONSULTAR:
PARA LA REFLEXIÓN Y DIÁLOGO EN FAMILIA:

  • ¿Qué destacaríamos de este sencillo artículo?.
  • ¿Cómo nos vamos a organizar este verano de manera que convirtamos estos dos meses que quedan antes del nuevo curso en una oportunidad de CRECER en nuestras relaciones familiares y logremos, al mismo tiempo, responder a las necesidades de todos?.
  • ¿Qué otras informaciones podríamos aportar para complementar las que el artículo ofrece?.

1 comentario:

  1. Excelente artículo.
    En la web de Club campamentos.info hay más de 500 campamentos de verano con votos y opiniones de los participantes. Echa un vistazo en https://www.campamentos.info

    ResponderEliminar